covid19 limpieza de gafas

Contenido

Optometras: ¿Cómo recomendamos manipular nuestras gafas para “mitigar” el contagio por COVID-19?

La aparición del COVID-19 nos ha obligado a tomar medidas de asepsia y desinfección mas minuciosas de lo usual. Estas s medidas estan dirigidas a beneficiar tanto al personal de la optica como los pacientes o visitantes

Indudablemente una vez estemos nuevamente en las calles y retomando nuestras rutinas diarias debemos continuar con estas medidas con mayor responsabilidad y ahinco. Con esta idea, tanto el personal de la salud de todas las ocupaciones y profesiones, al igual que los lugares y puestos de trabajo donde éstos desempeñan sus labores tendrán que hacerlo y reforzarlo.
 
Si bien en Colombia los protocolos de aseo, limpieza y desinfección en el área de la salud están sumamente vigilados, regulados y controlados por entidades como la Secretaria Distrital de Salud, es este el momento rectificar los modelos y poner en práctica todos estos métodos que debemos tener documentados y disponibles. 
De esta manera hemos de precisar algunos detalles que a nuestra consideración, en materia de óptica y optometría, se deben tener en cuenta frente a este asunto tan importante. 
Conozca nuestros servicios de optometría
 
  Es indiscutible que tanto los optometras como el personal de apoyo y asesoría óptica estaremos expuestos a situaciones de posible contagio (además de la razon principal que implica la atención de personas sin saber si están contagiadas o no), por contacto elementos ópticos que han entrado en contacto con pacientes que vienen expuestos.

 Ahora bien, no se trata de generar un evento paranoico entorno a la extrema limpieza y desinfección pues, si bien enfrentamos una situación única y particular, se ha demostrado que las medidas de control, protección, cuidado y limpieza generales funcionan para “contener”el virus.
 
Teniendo en cuenta lo anterior, debemos resaltar dos situaciones importantes en el momento de enfrentarnos a nuestros pacientes: durante el examen visual y al enseñar las monturas en la optica ó tomar las gafas en uso por cualquier motivo (lensometria, procesamiento, etc)..
BRIGADS DE OPTOMETRIA

ADMISIÓN DE PACIENTES PARA ACCEDER A LOS SERVICIOS

En todo caso, como entidades prestadoras de salud, tenemos la responsabilidad de cuidarnos a nosotros y cuidar a los demás. La primera medida de control corresponde a un protocolo de ingreso ó admisión que lo complementa el incluir un formulario sencillo en donde el paciente debe indicar su condición personal al momento de ingreso. 
Alli se van a identificar las generalidades de la condición de salud actual lo cual obliga al paciente a ejercer uno de sus derechos mas importantes: ser sincero, y ello puede depender de lo practico y conciso que sea el formulario.
Cabe aclarar que la primera medida preventiva para la admisión de pacientes, corresponde a reservarse el derecho a la prestación del servicio pues nadie debe exponerse a atender un paciente potencialmente riesgoso y que es complemento del CONSENTIMIENTO INFORMADO obligatorio para el ingreso. 
Las información mas importante a manifestar por parte del usuario (paciente) corresponden a: aseverar que no esta contagiado, que no ha estado enfermo ni ha presentado sintomas en los últimos dias y, que no ha estado en contacto con pacientes contagiados sospecha de tener el virus entre otros. Esta información debe actuar como FILTRO para el ingreso y puede llevarlo a cabo el Optometra o su asistente,. 

Este proceso de salud publica, esta enfocado a la identificación y trazabilidad de vectores de contagio y, de presentarse una eventualidad, podrá servir a entidades de control a establecer una investigación mas minuciosa del asunto en el caso de requerirse.

 

DURANTE EL EXAMEN VISUAL

 
Una vez terminado este proceso de admisión, al paciente se le permite el ingreso a consulta. Los optometras nos vemos obligados a tener mucha cercanía y cierto contacto físico con nuestros pacientes en aras de llevar a cabo un correcto examen visual. En principio todos los pacientes deben ser atendidos con sospecha de contagio. En algunos procedimientos se requiere del contacto y exposición directa a fluidos del paciente – como las secreciones lagrimales entre otros – ó se llevan a cabo evaluaciones que aumentan el riesgo de contacto con fluidos como en el caso de la  Biomicroscopia, oftalmoscopia y examen externo-.
 
Teniendo en cuenta lo anterior, las medidas de refuerzo corresponden a los siguientes procedimientos internos:
 
1- Limpieza y desinfección de áreas. 
2- Uso de bata (quirúrgica)
3- Uso de Gafas de Seguridad y Protectores Faciales
3- Uso de Tapabocas
4- Uso de Guantes
5- Protocolo de Limpieza de equipos y herramientas. Obligatorio entre consulta y consulta.
6- Deshecho y Sustitución de protectores desechables (apoya barbillas desechables de la Lámpara de Hendidura) y guantes.
7- Lavado de manos en el caso de adaptación de lentes de contacto (es muy difícil y contraproducente llevarlo a cabo con guantes).
 

Sin embargo hay una situación que nada de esto tiene en cuenta pues hasta el momento no era recomendable ni mucho menos necesario pero que cobra mayor sentido por la situación que se presenta: la MANIPULACIÓN DE LAS GAFAS DE LOS PACIENTES. Lo anterior nos lleva a profundizar en  los casos de pacientes que no vienen a consulta sino por otras razones. ¿Qué hay de la compra de productos como lentes o monturas o la solicitud de servicios como reparaciones y otros en los cuales evidentemente se está haciendo contacto con elementos contaminados

 
 Lea mas sobre nuestras gafas de seguridad para personal medico en nuestro blog 
 
guantes de seguridad para proteccion ante COVID

MANIPULACIÓN DE MONTURAS EN LA ÓPTICA

 
Probarse las monturas en las ópticas es prácticamente la única forma de que un paciente pueda elegir y detallar la mejor alternativa y así tomar la decisión de adquirirlas o no. De igual forma, también hay casos en los que la persona no quiere cambiar de gafas y prefiere elaborar los nuevos lentes en la misma montura que tiene en uso o cuando se solicita la reparación de sus gafas. En todos estos casos identificamos este factor externo que debemos tener en cuenta y abordar de la mejor manera pues en todos ellos es imposible evitar nuestro contacto con un articulo externo.
 
 

USO DE HERRAMIENTAS Y PROTOCOLOS DE LIMPIEZA 

 
Es de tener en cuenta que todos las ópticas cuentan con un protocolo de limpieza de áreas y equipos el cual se aplica y se debe aplicar idealmente entre la atención de pacientes. 
Esta medida permite que el paciente que ingresa a consulta sea atendido en un lugar limpio y seguro libre de “cualquier” contaminación que pueda afectarlo. 
Por ésta razón la primera indicación recomendada a llevar a cabo es la limpieza frecuente de las monturas en la óptica.
Ahora bien, teniendo en cuenta que las soluciónes para limpieza de equipos de optometria corresponden a una mezcla preparada especial cuyo objeto no es la limpieza de monturas es probable que pueda resultar inapropiado o riesgoso (para la integridad del producto)  el utilizarlo para la limpieza frecuente de monturas o lentes. 
Igualmente, soluciones preparadas a base de Alcohol pueden también resultar abrasivas para los recubrimientos de las gafas o los lentes y aunque pueden no causar daños inmediatos a éstos es probable que disminuyan o condicionen la integridad de estos a largo o mediano plazo.

 

Fatiga visual descubre como evitarla en el siguiente blog

 

De esta manera, la utilización de limpiadores especiales tipo ULTRASONIDO, los cuales traen consigo soluciones preparadas especialmente diseñadas para monturas y lentes, se hace muy recomendable y prácticamente indispensable. Definir los momentos en que este procedimiento se llevará a cabo es materia interna  de cada empresa pero sin duda consideramos, por nuestra experiencia en el área industrial y óptica, que esta medida complementada con el uso de guantes y tapabocas por parte del personal de ventas que se encuentra manipulándolas se  presenta como la mejor opción.
Si no se cuenta con un equipo de limpieza por ultrasonido, bastará con tener una solucion preparada con Jabon de tocador y para sumergir las gafas alli por unos minutos (Mas adelante indicaremos como hacer esta preparación). 

 

Una medida que además de contribuir a los protocolos de limpieza puede aprovecharse para brindar al usuario una grata experiencia de consumo

limpieza de lentes en ultrasonido por COVID

LIMPIEZA GENERAL DE GAFAS

 

Respecto a un protocolo de limpieza que cualquier persona en casa puede realizar para “descontaminar” sus gafas al regreso tenemos también algunas recomendaciones. Puede usar limpiadores especializados de los que se haya comprobado que aún manteniendo su poder desinfectante, son “amigables” con el cuerpo humano y el medio ambiente. 

Para la desinfección general de equipos y herramientas de la salud se utilizan productos que usualmente se consiguen preparados y listos para ser usados. Estos productos pueden utilizarse para la limpieza de las gafas. Sin embargo, no podemos ratificar que su reacción no cause daños a los lentes y mucho menos en aquellos lentes con películas antirreflejo

De esta manera, la preparación de soluciones jabonosas es una forma muy simple y sencilla de llevar a cabo la limpieza y desinfección. Se preguntará usted ¿Por qué razón, si las acciones de los jabones son principalmente bactericidas y el virus NO PUEDE ser tratado como una bacetria puesto que evidentemente NO LO ES?

Porque la acción del jabón que aniquila el virus no es la bactericida sino la desengrasante al hacer que éste se destruya estructuralmente. 

Recomendamos referirse a nuestro artículo sobre la limpieza de gafas de seguridad en el cual brindamos en detalle este proceso de limpieza.

 

 

PREPARACION DE UNA SOLUCION JABONOSA

 

De la misma manera en como nos lavamos las manos y hacemos espuma, utilizaremos el jabón normal de manos para preparar esta solucion. El jabón en este caso debe ser preferiblemente líquido.
1. Buscamos una botella plástica cerrada y limpia (donde no haya habido almacenada antes otro líquido diferente de agua).
2. La llenamos de agua limpia.
3. Agregamos una cucharada tintera de jabón líquido y la cerramos bien.
4. Se sacude enérgicamente la botella. Se utiliza la botella cerrada para evitar la producción de espuma.
 
5. Vertir el líquido en un recipiente que se ubicará en el area de ventas o donde se establezca en el protocolo de higiene y desinfección.
 
6. El agua se cambia con cierta frecuencia (depende del uso que se le dé, la cantidad de gafas limpiadas). Debe  cambiarse como mínimo 1 vez al día. 
 
 
 

Deja un comentario